India es un país ajeno para un latino, pero sin lugar a duda el país donde todas las religiones coexisten en el más absoluto respeto entre ellas, un país de grandes contrastes, un país tan diferente y un país al cual añoro regresar.